Conozca su tiempo máximo a pulso para evitar fotos movidas

0
1464

Si usted toma una fotografía a pulso con 3 segundos de exposición de seguro saldrá movida; es inevitable. Esto se debe a que nuestro cuerpo aunque no lo percibamos está en constante movimiento ya que somos seres orgánicos y respiramos todo el tiempo. Una buena analogía para tomar conciencia de dicho movimiento es cuando intentamos disparar un rifle con una mira telescópica; al momento de apuntar, notamos que el punto de la mira nunca está quieto y eso se debe a que nosotros nos estamos moviendo, y lograr que el punto se quede quieto es prácticamente imposible. Una técnica que utilizan los francotiradores es contener la respiración, ya que de este modo minimizan su movimiento corporal.

Sucede exactamente lo mismo con nuestra cámara, pero no nos damos cuenta. Por ejemplo, una cámara que tiene 16 Megapixeles, significa que cuenta con 16 millones de pixeles potenciales a capturar información distinta, los cuales nunca podremos capturar -a pulso- en su totalidad, es más, ni siquiera con un trípode lo podemos lograr, ya que si hiciésemos un zoom a nivel de pixeles, de alguna u otra manera siempre la foto estará movida. Es decir, por mucho que nos esforcemos nunca podremos capturar toda la información potencial de la que es capaz el sensor. Por esta misma razón es que no vale la pena obsesionarse con los Megapixeles al momento de adquirir una nueva cámara. No obstante, existe un tema de percepción subjetiva respecto a las fotos movidas, ya que para una cierta persona una foto que pueda parecer desenfocada/movida para otra pueda parecer enfocada/aceptable. Luego, podríamos hablar entonces de un límite subjetivo que separa lo que está movido de lo que está nítido, el cual va cambiando y poniéndose cada vez más estricto cuando el fotógrafo adquiere mayor experiencia, ya que con el tiempo éste mejora su percepción. No hay que olvidar que el ser minucioso con la nitidez y el correcto enfoque siempre tendrá un premio: mejorar la calidad en las fotografías.

Ahora bien, volviendo al enunciado inicial, al tomar una fotografía con 3 segundos de exposición, de seguro saldrá movida, y ya sabemos por qué. Si nos vamos a otro extremo, una fotografía con 1 milisegundo de exposición lo más probable es que no salga movida, ya que el tiempo de captura es tan rápido que los Megapixeles del sensor no alcanzan a percibir el movimiento corporal del fotógrafo. Por lo tanto, tenemos dos casos extremos con resultados opuestos, lo cual implica necesariamente que debiese existir un tiempo de exposición tal, que una foto tomada con un tiempo mayor a éste hará que la foto salga movida, y un tiempo menor a éste hará que la foto no salga movida (es decir, nítida y bien enfocada). Ahora, el siguiente paso será identificar cuál es este tiempo, al cual le llamaremos Tx.

Debido a que las personas respiran y se mueven de forma distinta, el tiempo Tx no será el mismo para todos, ya que hay personas que tienen mejor pulso que otras. Por ejemplo, un abuelito de 90 años no tendrá el mismo pulso que un francotirador. Luego, el tiempo Tx no es un valor estándar. Sin embargo, para un caso típico, dependerá de los siguientes factores:

  • Longitud focal
  • Factor de recorte

Existe una regla bastante buena que propone lo siguiente:

Tx = 1 / (Longitud focal x Factor de recorte)

El Factor de recorte (o Crop factor) es todo un capítulo aparte. Sin embargo, en la mayoría de los casos, su valor para las cámaras réflex Nikon es de 1,5 y para las Canon es de 1,6.

Supongamos que tenemos una cámara réflex Nikon, es decir, un factor de recorte de 1,5. Entonces,

 Tx = 1 / (Longitud focal x 1,5)

Luego, construya una tabla con las longitudes focales más utilizadas:

Longitud focal Tx
18mm 1/27 seg.
35mm 1/53 seg.
50mm 1/75 seg.
55mm 1/83 seg.
80mm 1/120 seg.
105mm 1/158 seg.
200mm 1/300 seg.

A modo de ejemplo, un fotógrafo con pulso normal- que use una cámara réflex Nikon y una longitud focal de 50mm, tendrá un valor de Tx = 1/75 segundos. Por lo tanto, si utiliza tiempos de exposición mayores a 1/75 segundos, la foto saldrá movida, y si utiliza tiempos menores a 1/75 segundos, la foto no saldrá movida.

Se recomienda memorizar estos tiempos, ya que al momento de hacer una fotografía a pulso, NO se podrán utilizar tiempos mayores a éstos.

Finalmente, la tabla anterior debe ser modificada con el tiempo personal real ya que no todos tenemos el mismo pulso. Cuando el fotógrafo adquiere mayor experiencia, una de las cosas que mejora es la estabilidad, la cual involucra el manejo de la respiración, el cómo sujetar correctamente la cámara, cómo pararse firmemente y cómo mejorar la técnica durante el disparo. Con una mejora continua en la estabilidad, los tiempos Tx deben, sin duda, mejorar. Luego, se recomienda crear una nueva tabla de forma empírica con los nuevos y personales valores de Tx que con el tiempo serán mayores y sin duda se saldrán de la regla.

Deje su comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here